Esta opción le permi-tirá conocer el origen de nuestras patatas.  
 
 
   

Las patatas pequeñas pesa alrededor de 50 gramos, las medianas sobre 150 y las gruesas cerca de 200 gramos.
 
Deben guardarse en lugar ventilado, seco y oscuro,con una temperatura lo mas cercana a los doce grados centígrados.
 
Temperaturas inferiores a 6 grados dan un sabor dulce a las patatas. Evite almacenarlas en la terraza en épocas de frío y heladas.
 
Para obtener un mejor pure, utilice el pasapure, no la batidora ni trituradora.
 
Pele las patatas finamente, o no las pele antes de la cocción para aprovechar todas las sales minerales.
 
La cocción debe de hacerse con agua fría y sal.
 
Es mejor secar las patatas con un papel o paño de cocina antes de su preparación.
 
Para solucionar un exceso de sal en una salsa, use dos patatas peladas en una nueva cocción.
 
Evite mezclar varios tipos de patatas, por su composición tienen diferentes tiempos de cocción.
 
No utilice patatas nuevas para hacer puré, ya que su almidón no ha llegado a madurar.
Criterios de calidad en la compra, manipulación e higiene
 

Para conservar al máximo sus propiedades nutritivas, una vez compradas se recomienda almacenarlas el menor tiempo posible en lugares frescos y secos, protegidos de la luz y a la hora de cocinarlas: no ponerlas a remojo ni cocerlas durante mucho tiempo ni con demasiada agua y en lo posible, cocerlas o prepararlas asadas con su piel y utilizar la olla a presión.

Deberemos desechar cualquier patata demasiado vieja que tenga partes verdes ya que contienen el alcaloide tóxico llamado solanina.

 
Julian Sanz e Hijos
Polígono industrial Espíritu Santo, parcela 4-4, Oviedo
Tfno. 985793942 / Fax 985792389
correo@patatasjuliansanz.com